De la factura tradicional a la digital: Retos y beneficios

De la factura tradicional a la digital: Retos y beneficios

9/11/2018

2018 es el año en el que Colombia transita de la factura física a la electrónica, de acuerdo a lo estipulado por la reforma tributaria del 2016 (enlace a la Ley). Esto significa que este proceso, que se venía llevando a cabo gradual y voluntariamente en el país, se deba implementar de manera más ágil y eficaz, pues se fijaron unas fechas límite para que las empresas hagan el cambio.

Así las cosas, los grandes contribuyentes tendrán plazo para hacerlo hasta el 1 de septiembre de este año y todos los responsables del IVA y del Impuesto al Consumo, sean empresas nacionales o internacionales que operen en Colombia, lo tendrán hasta el 1 de enero del año próximo.

La facturación electrónica es el proceso mediante el cual se genera un documento por medios informáticos que soporta transacciones de compra y venta de bienes y servicios. Este documento informático remplaza a todos los efectos al documento físico, conservando su mismo valor legal.

Esta transición, como es de esperarse en cualquier contexto de cambio, traerá varios retos para las empresas, pues algunas prácticas contables tradicionales se harán obsoletas. No habrá, por ejemplo, facturación extemporánea; no va a ser posible guardar consecutivos; cada anulación implicará una nota de crédito o débito; además de que no se podrá rechazar facturas en el tiempo determinado.

En este punto, es necesario detenerse por unos momentos para hacer algunas precisiones sobre la normativa y dimensionar correctamente el contexto en el que se moverán las empresas durante este proceso:

En efecto, los grandes contribuyentes deberán facturar electrónicamente a partir del 1 de septiembre de 2018 bajo el Decreto 2242 del 24 de noviembre de 2015 (enlace al decreto). Sin embargo, aquellos obligados a facturar por la Resolución 072 (enlace a la resolución), es decir, los antiguos facturadores electrónicos del Decreto 1929, no están sujetos a este plazo siempre y cuando hayan presentado, antes del 29 de marzo de este año, una carta a la DIAN demostrando inconvenientes tecnológicos y solicitando una prórroga.

Igualmente, es importante mencionar que la Resolución 010 (enlace a la resolución) no aplica para los contribuyentes que no estén obligados a expedir factura o documentos equivalentes, ni a los que se presentaron como voluntarios antes de la expedición de la misma.

Si bien este ambiente de cambio genera retos y plazos límite cercanos, vale la pena asumirlos y cumplirlos si se consideran las muchas ventajas de la facturación electrónica, entre las que se cuentan la optimización y la agilidad en los procesos de negocio, el mejoramiento de las relaciones con clientes y proveedores, la posibilidad de una mayor transparencia en todos los aspectos contables y la reducción de costos de trabajo administrativo y de emisión, envío y almacenamiento de facturas físicas, todo a la vez que se avanza en responsabilidad ambiental empresarial.

Es muy importante destacar que con este cambio en el soporte de la facturación se abren las puertas para que las empresas incorporen una oferta de desarrollo y optimización integral de sus procesos electrónicos, que incluyen otros servicios, diferentes a la facturación, como los de pagos y cartera en línea o repositorio inteligente, la conciliación de la información de diferentes fuentes y la digitalización de otros documentos, que permitirán que cada vez las transacciones entre empresas y sus usuarios finales sean más fáciles, seguras y menos físicas.

Integrar estos procesos significará para las empresas un mejoramiento en aspectos como la competitividad, la productividad y el ahorro, con cumplimiento de los requisitos legales e integrada al mercado mundial, lo que en el mediano y largo plazo se traduce en mayor sostenibilidad.

En Facture contamos con una oferta institucional capaz de gestionar esta transición integral para su empresa. Nuestra Plataforma de Facturación y Colaboración Electrónica  PL COLAB es una plataforma certificada y especialmente diseñada para optimizar los procesos de intercambio electrónico de documentos, incluyendo la emisión y recepción de facturas electrónicas, firma digital, además del ya mencionado servicio de repositorio inteligente.

Conozca más en: (Enlace al sitio web)

 

Rate this article:
No rating

Últimos artículos publicados

ver todos los artículos »
El ABC de la Facturación Electrónica

El ABC de la Facturación Electrónica

9/5/2018 Ver más
La solución ideal de facturación electrónica para grandes contribuyentes

La solución ideal de facturación electrónica para grandes contribuyentes

3/1/2018 Ver más

Lo más Leido